6 increíbles buenas razones para leer tu Biblia

Hay un asombroso poder disponible para nosotros en la Palabra de Dios. ¿Has hecho uso de este poder en tu vida?¿Estás leyendo la Biblia – La Palabra de Dios?

Acá hay 6 razones por las que deberías tomar tu Biblia hoy. 

1. Lee la Biblia: En ella se encuentra la voluntad de Dios para nuestras vidas 

¿Cuál es la voluntad de Dios para mi vida? No hay ningún versículo bíblico que nos explique qué profesión deberíamos tener, donde deberíamos vivir, o con quién nos deberíamos casar. Pero las exhortaciones, pautas, mandamientos y estímulo nos dan de igual manera una visión concreta y segura en la voluntad de Dios para nosotros en todos los aspectos de la vida. 

Pablo escribe que Toda la Escritura es inspirada por Dios …” 2 Timoteo 3:16 en otras traducciones está escrito que la Escritura es el aliento de Dios. 

¿Has pensado alguna vez en esto? ¡La Biblia es inspirada por Dios mismo! Es Su Palabra, la cual contiene su sabiduría, su bondad, sus intenciones, sus juicios, su corazón. ¿Has estado tan interesado en entender la voluntad de Dios de tal manera que pasas tiempo con su propia Palabra? 

2. Lee la Biblia: En ella hay alimento 

Imagina caminar un día sin comer nada. Luego una semana. Después un mes. A medida que pasa el tiempo comienzas a estar cada vez más débil. Tu cuerpo necesita alimento para vivir. Y esto es lo mismo en nuestra vida espiritual. 

Es por medio de nuestro espíritu que podemos tener contacto con Dios. Es nuestro espíritu que va ir a la eternidad, y este necesita alimento para vivir y hacer la voluntad de Dios. Jesús dijo: “Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.” Mateo 4:4. Él también dijo “El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo he hablado son espíritu y son vida.” Juan 6:63. 

Si queremos recibir vida y alimentar nuestro espíritu, es de suma importancia que dediquemos tiempo a la Palabra de Dios. ¡La Palabra de Dios es una fuente de vida! En ella hay sabiduría y ayuda. Y cuando la leemos y obedecemos en un espíritu de fe, nos lleva a un crecimiento espiritual inimaginable. 

3. Lee la Biblia: Ella nos da discernimiento 

El autor de los Hebreos escribe: “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.” Hebreos 4;12. 

Como seres humanos es natural buscar lo suyo propio (Filipenses 2:21), por eso no es fácil para nosotros distinguir lo bueno de lo malo. Nuestros juicios naturales son a menudo coloreados por propias opiniones personales, sentimientos y experiencias que van en contra de la buena y perfecta voluntad de Dios. 

Pero la Palabra corta a través de todo esto; separa todo lo que es egoísta en nuestra vida y determina lo que es verdad y justo. “¿No es mi palabra como fuego, dice Jehová, y como martillo que quebranta la piedra?” Jeremías 23:29. La palabra de Dios es poderosa; está llena de autoridad. ¡Es una espada santa de dos filos que separa entre nuestra voluntad y la voluntad de Dios, un fuego que consume la impureza y un martillo que es poderoso para destruir todo pecado en nuestra naturaleza! ¿Acaso no quieres usar esta Palabra en tu propia vida? 

4. Lee la Biblia: Ella instruye a la justicia 

“¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.” Salmos 119:9. 

“Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” 2 Timoteo 3:16-17.

La Biblia contiene toda la enseñanza que necesitamos para llegar a una vida en verdad, pureza y justicia. Esta nos enseña cómo seguir a Jesús en verdad. ¡Esta contiene palabras y ejemplos de héroes de la fe, profetas, apóstoles, Jesucristo y Dios mismo! ¿Qué mejor enseñanza, que mejor instrucción es para aquellos que anhelan vivir una vida que es agradable a Dios nuestro creador? 

5. Lee la Biblia: En ella hay poder para vencer 

Después de haber tomado una decisión firme de servir a Dios de todo corazón y de terminar de pecar contra Él, vamos a seguir experimentando la tentación en nuestra vida. Santiago dice que cada uno es tentado cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. (Santiago 1:14). 

Está claro en las escrituras que Satanás usa de estos deseos y pasiones naturales y trata de que seamos desobedientes a la voluntad de Dios, ofreciendo cosas que naturalmente nos atraen: honra, riqueza, o complacencia. Incluso tentó a Jesús, tratando hacerle ceder al egoísmo, orgullo, y buscar lo propio. 

Pero, por cada tentación que Jesús enfrentaba, Él tenía un contraataque. Y cada contraataque involucró la Palabra de Dios. “Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios. Más adelante dice: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.” Mateos 4: 1-11. 

¿Tienes tú también un contraataque para cualquier tentación que encuentres en la vida? ¿Te estás llenando con la Palabra santa de Dios? Pablo escribe: “Tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios.” Efesios 6:17. La Biblia – la Palabra de Dios – es un arma. Es una espada que nos da poder y autoridad para vencer en medio de la tentación. ¿Por qué no tomar esta espada hoy? 

6. Lee la Biblia: Está llena de las promesas de Dios 

Por último, pero no menos importante, la Biblia está llena de extraordinarias promesas. ¡Habla sobre todo lo que les pertenece a los piadosos! 

“El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.” Apocalipsis 2:7. 

Las promesas para los que viven según la voluntad de Dios son casi infinitas. ¿Estas interesado vivamente en estas preciosas promesas? ¿Anhelas ver lo que Dios está haciendo, y hará, por los que viven según su voluntad? ¡Entonces toma tu Biblia! Y ella te dirá todas las promesas que van a ser tuyas, tanto en esta vida y en la eternidad, si haces la voluntad de Dios. 

¿Por qué no empezar a leer tu Biblia hoy? 

Escrito por Nellie Owens

Dejar comentario