¡CUESTIÓN DE PRIORIDADES!

Día 8

 

DEVOCIONAL LEVITICO

Preparándonos para el encuentro”

Mateo 6:22-7:6

 

“Más buscad primeramente

el reino de Dios y su justicia,

 y todas estas cosas os serán

añadidas”

 

 

 ¡CUESTIÓN DE PRIORIDADES!

 

El autor del Evangelio de Mateo nos hace un excepcional recorrido en su contenido para mostrarnos claramente el cumplimiento de las promesas del Antiguo Testamento en la Persona de Jesús El Mesías.

 

En los capítulos 6 y 7 que hoy meditamos, el autor nos expone de manera sistemática los tópicos esenciales que los seguidores de Jesús deben tener vigentes como principios fundamentales para su estilo de vida y como sello de identidad de hijos de Dios.

 

Sin embargo, haremos un zoom especial en Mateo 6:33. En esta porción bíblica, el Señor Jesús aborda un tema muy relevante para la comunidad judía y que hoy sin temor a errar son aplicables para la cristiandad en general; las prioridades en la vida, mismas que al no tenerlas claras en nuestro peregrinaje diario, provocan constante afán y ansiedad, estas buscarán persuadirnos y llevarnos de la mano para tratar de confiar en nuestro esfuerzo y autonomía tratando de obtener todas las cosas sin la mínima intervención Divina, al final el resultado demostrará todo lo contrario, pues separados de Él nada podemos hacer.

 

“Más buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”, es un texto con el cual estamos tan familiarizados hasta el grado de hacer mayor alusión a la segunda parte “… y todas estas cosas os serán añadidas”, incluso en ocasiones quisiéramos raer la palabra estas y sustituirla por las. Debido a que la palabra estas refiere exclusivamente a las cosas de “necesidad básica” que serán añadidas en su momento por el Señor a través de Su Providencia, esto incluye: comida, bebida y vestimenta. Antes de que Jesús les refiriera sobre el asunto de la búsqueda urgente del Reino de Dios, les deja en claro que Su Padre tiene cuidado de ellos, conociendo su necesidad y supliéndola.

 

Por otro lado, se dice que la ansiedad es una de las enfermedades más comunes de la era moderna. Penosamente hay cristianos con altos índices de afán y ansiedad, las cuales son resultado de mantener el enfoque en cosas tan irrelevantes, temporales y efímeras, al grado de comportarse como aquellos que no tienen esperanza, esto es notorio cuando ocupan la mayor parte de su tiempo, esfuerzo y recursos en asuntos que únicamente traen un bienestar individual y cierta comodidad pasajera, dejando a un lado todo aquello que Honra y Glorifica al Señor.

 

Nuestro Eterno y Buen Dios sabe acerca de aquellas cosas que forman parte de nuestro diario vivir, mediante Su Gloriosa Palabra nos invita a ser intencionales en la búsqueda de Su reino y justicia, ambas enaltecen la Realeza de Cristo, esto es, dando a Dios la prioridad que le corresponde en todos los asuntos de nuestra vida, si, en todos; aclarando que esta búsqueda no es por encontrar algo, más bien de hacer del Reino de Dios el centro mismo de nuestra vida y el mayor anhelo todos los días.

 

Meditemos en esto ¿Existe algún habito, cosa o persona que ocupa el primer lugar en mi vida?  ¿En qué ocupo más mi tiempo, dedicación y recursos? Es buen momento para comenzar a priorizar los asuntos eternos de Dios; Su Palabra, la oración, el amar, servir y perdonar. Él nos ha dado el don de la salvación y a través de ello nos hace gozar de un Reino Incomparable, en el cual nos ha otorgado Su justicia para vivir de manera digna de un fiel seguidor de Cristo.

 

Que este inicio de año nuestro corazón recobre ánimo, pues Dios mediante Su gracia nos ayudará en todo momento, podemos descansar en Su Poder obrando en nuestro ser. Rinde al Señor tu vida, Recuerda las cosas importantes no son aplazadas por falta de tiempo más bien es ¡Cuestión de prioridades!

 

 Jesús no anhela tener un pequeño lugar en tu vida, Su deseo es ser el Rey Absoluto de tu corazón.

Dejar comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados